Encuentro con Silo - Parques de Estudio y Reflexión Los Manantiales - 28 de Mayo de 2010 - Texto y Video


Conexión con los 22 Parques en el mundo - 28 de mayo, 2010

(transcripción literal)


Negro:
¿Quién nos explica qué hay mañana y qué hay pasado mañana? Alguien sabrá.

Pía:
Mañana hay ingresos a Escuela.

Negro:
Mañana al mediodía.

Pía:
Sí. Y pasado mañana está la reunión de Escuela.

Negro:
Bien. Entonces al mediodía, ¿dónde, acá?

Pía:
Acá.

Negro:
¿En qué lugar físicamente, acá? Acá no, en la Sala no, ¿dónde?

Pía, Karen y Pancho:
Sí en la Sala. Ingresos en la Sala. Los ingresos a Escuela en la Sala.

Negro:
En la Sala.
A las doce del día.

Pancho y Pía:
Sí. A las doce.

Negro:
¿De doce a que hora?

Pancho:
A seis más o menos.

Pía:
Hasta que terminemos.

Negro:
Va a haber una de cosas raras. ¿Esto es con las bolitas y todo el asunto?

Pancho:
No, no va a ser con bolitas. Va a ser un símil de bolitas, porque son muchos. Entonces demoraría catorce horas si lo hacemos con bolitas.

Negro:
Una aburriera.

Pancho:
Es con planilla.

Negro:
¿Y después?

Pancho:
Y después, ese día está previsto como día de votación y después hay una cena.

Negro:
¿En Llay Llay?

Pía:
Una cena conjunta en Llay Llay. Y hay una noche con la carpa disponible por si queremos…

Negro:
Después de la cena como para seguir conversando.

Pía:
Sí. Sí.

Negro:
¿Y al otro día, qué pasa?

Pía:
A las doce del día hay reunión de Escuela.

Negro:
¿Y después?

Pía:
Hay una cena.

Negro:
¿En Llay Llay?

Pía:
En Llay Llay. Y hay otra noche entera disponible. En la carpa.

Negro:
En la carpa. ¿Y después?

Pía:
A las doce del día nos vamos.

Negro:
A las doce del día del día lunes.
Bueno, así que ese es el plan.
Muy bien. Muy bien.
Ustedes perdonen que uno los mire.

Voz:
Lo mismo decimos nosotros.

Negro:
Y bueno. ¡Y bueno!
Claro, ahí nos vamos ambientando.
Bueno, y qué ¿enseguida nos vamos a comer a Llay Llay? ¿Enseguida, no? Sí, está bien.
Lo que podemos tratar acá entre nosotros, porque los demás, yo no sé si va a llegar la conversación a otros lados, probablemente sí.
¿Qué me decís?

Voz:
Por ese micrófono que está al costado.

Pancho:
El que tienes tú Pía.

Negro:
Entonces esto va a llegar a las otras edificaciones. Si es que la sigues teniendo en las manos… ¡Amigo!
Buenísimo.

Bueno, entonces.

Entonces íbamos a hablar, según creían algunos. Íbamos a hablar del tema de El Mensaje, que en realidad es algo que conocemos. Más o menos, pero conocemos. Los materiales de El Mensaje son muy poquitos. Es un librito, un comentario sobre el librito y un apunte para los mensajeros. Esos son todos los materiales de El Mensaje. Así es que no hay mucho que hablar de eso. Lo que sí, El Mensaje se va a mover en distintos lugares. Nosotros nos vamos a ocupar de impulsar El Mensaje. Y vamos a tratar de impulsarlo desde lo que llamamos las salitas, ni siquiera las Sala, las salitas. Salas pequeñitas. Salas pequeñas a donde la gente que le interesa El Mensaje va y hace sus cosas, invita a otra gente, etcétera. Y no tiene ninguna pretensión, salvo comunicar esto. Así que sobre El Mensaje, este tema se agotó. Eso de El Mensaje es algo conocido y archi conocido. Y nosotros vamos a estar presentes en la reunión de mañana y de pasado mañana, sin tomar mucho… sin tomar ningún tipo de protagonismo, porque esto va a tener que desarrollarse muy descentralizadamente y en distintos lugares. ¿Cómo va a resultar? No lo sabemos. No lo sabemos, pero ojala lo que hoy son los Parques puedan ser unidades autónomas, donde la gente que forma parte de dichos Parques resuelve entre ellos qué es lo que van a hacer. Y eso empezará a funcionar, no sé, en dos o tres días. La autonomía de los Parques. La autonomía de implementación. Así que posiblemente la Escuela vaya a funcionar en los distintos Parques adonde se asienta la gente. Y entonces si ahí se toman las resoluciones del caso, van a ser resoluciones que sirven sólo para ese Parque, pero no para otros. Si yo estoy en un Parque de Indochina, las resoluciones que tome ese Parque van a ser para ese punto de Indochina y no para Sudamérica.

Entonces eso va a traer algunos problemas también. Pero tiene gracia, no me digan. La autonomía de implementación de los distintos Parques. Eso es una cosa interesante. Podrá funcionar o no, no lo sabemos. Pero seguro que lo lanzamos ahora. Entonces como acá nos estamos encontrando un montón de gente conocida, entre nosotros. Resulta que a futuro ya muchos de nosotros vamos a ir a unos lugares y otros van a ir a otros lugares. Esta es prácticamente la última reunión general que hay de la gente de Escuela y de algunos postulantes a Escuela. Pero más adelante no va a haber reuniones generales. No va a haber donde nos reunamos todos. Además como se van a producir promociones, va a haber un lío, que no se va a saber ni cuánta gente es, ni dónde está, ni… Entonces no va a estar fácil. Entonces yo creo que podemos aprovechar estas dos últimas reunioncitas generales para saludarnos, todo eso y después volarnos. No más que eso va a pasar. Ahora empieza el armado de los Parques de acuerdo a cómo quiere la gente que sean. Y por supuesto como la gente son distintas, van a apuntar a cosas distintas. Eso va a traer consecuencias. Pero por lo pronto, la centralización y todo aquello, chau, va a desaparecer. Y entonces, ciertas cosas que hemos acometido más o menos en conjunto, no va a poder a ser así a futuro. Por ejemplo, la idea de que los Parques van a seguir multiplicándose ad infinitum, que van a seguir saliendo Parques. Ese es un prejuicio, eso no está justificado de ninguna manera. Los Parques, creemos nosotros, se van a frenar. Este no es un tema de intenciones, de frenarlo, de… Sencillamente te van a frenar por proceso, no van a seguir multiplicándose.

Imagínate, formamos parte de un Parque, tú, yo y otros más. Montamos el Parque. Empezamos a darle volumen al Parque y de pronto se nos ocurre armar otro Parque. ¿Tu crees que vamos a contar con energía suficiente, con animo suficiente como para dejar de lado este Parque en el que estamos mas o menos ya instalados, en donde estamos concentrados, vamos a dejar con tranquilidad eso para ir a otros lugares? Para ir a otros lugares, cosa que necesita presupuestos, empujones, coordinación… Así que lo más probable que los Parques, en la situación en que estén, se frenen por un buen rato.

Esto lo decimos no para desalentar. De ninguna manera es para desalentar, sino para no crear expectativas que después desilusionan a la gente. Cuando empiece a funcionar todo esto y los Parques se frenen la gente va a decir, ¡pero cómo! se están frenando los Parques ¿qué habremos hecho mal? No se trata de hacer mal las cosas se trata de que ese proceso va a llevar a que se frenen por un buen tiempo. Más adelante cuando siga creciendo el número de gente y la gente se enchufe en los distintos Parques se va a producir un fenómeno de saturación. Entonces los que caen nuevos a esos Parques donde hay gente que está trabajando se van a sentir saturados y van a decir bueno pero acá hay… pocos Parques y muchos indios. ¡Cómo es este asunto! Y entonces se va a retomar la vieja idea de que sería bueno abrir nuevos lugares. Pero eso va ser por imperio de las circunstancias, no por planificación.

Eso va a ser por presión de las circunstancias porque nos vamos a sentir asfixiados. Si no seguimos creciendo a la velocidad en que va creciendo la gente que se va integrando a Parques, si no crece todo a la misma velocidad, va haber saturación. Y si va haber saturación entonces mucha gente va tender a abrir nuevos Parques. Eso es más o menos lo esperable. Pero no esperamos que después de estos 30 primeros Parques que hayamos montado, que ya estamos por ahí, siga creciendo esto, y los que ya estamos instalados en Parque salgamos de estos Parques para ir a armar otros. ¿Por qué vamos a salir a armar otros si tenemos muchas cosas que hacer en el Parque en que estamos?

Y así como yo, y como tú y como otros la gente va a tender a estacionarse en los lugares donde está. Y únicamente cuando estemos asfixiados y demás, vamos a decir bueno mejor nos movemos, mejor abrimos nuevos lugares. Claro, claro. Esa es una advertencia que me parece no está demás hacer. Una advertencia como para no crear falsas expectativas de que los Parques, como se han movido a tal velocidad, y se han podido crear y demás, se piensa que puede seguir siendo así. Y es una lástima pero no puede seguir siendo así.

Me parece que deberíamos tener en cuenta eso. El proceso de los Parques va a frenarse en un momento, se van a consolidar, la gente va tener que arreglar bien sus cosas, en fin, y después va a venir un nuevo empujón.

Porque reconozcámoslo eso de sacar de la manga del saco, sacar 30 Parques, reconozcámoslo no es una cosa tan fácil de hacer. Eso lo ha estado haciendo gente nuestra, lo han estado haciendo Uds. ¿Y lo han estado haciendo con qué? con fuerza de trabajo, con aplicación y hemos llegado ya a ese numero prácticamente de Parques. Pero no se puede seguir presionando en ningún sentido para crear nuevos Parques.

Esa es una advertencia que habría que tener en cuenta, talvez. Si no se quiere no se la tiene en cuenta, no es ningún problema. Pero nos da la impresión que va ir por ahí este asunto de los Parques. Los Parques frenados en su proceso, consolidándose fuerte y esperando en otro momento más adelante para poder abrir nuevas posibilidades. Antes de que ocurra todo eso la gente va a tender a instalarse en determinados Parques. Mal que mal nos damos cuenta que en los Parques en que estamos instalados tenemos que ver por proximidad geográfica. Si yo estoy en España me parece más razonable que yo esté instalado en el Parque de Toledo a que yo esté instalado en el Parque de Filipinas. Así aunque puedan ocurrir excepciones, pequeñas excepciones, en general va a tenderse a eso. A que los que estamos en una determinada área geográfica consolidemos nuestras actividades en un Parque próximo.

Eso va a ser lo primero que se va resolver me parece en estos días.

¿A dónde va ir usted mi amigo? Porque yo voy a otro Parque que no tiene nada que ver con esto.

Ahora nos estamos encontrando acá. En algún lugar tenemos que encontrarnos, pero yo voy a ir a otro lado, y el otro va ir a otro lado y así siguiendo. Eso vamos a tenerlo en cuenta, me parece. Cómo vamos a distribuirnos en los futuros Parques, porque son unidades autónomas, y para que sean unidades autónomas, los que se ocupan de esos cargos van tener que poner atención en eso. Si no ¿cómo se van a hacer las cosas? ¿Por qué se van a hacer las cosas? Porque se van a seguir consolidando, porque van a seguir trabajando, en fin porque van a ir tomando una cierta dirección. Si nadie se ocupa de eso, que se ocupe otro y si se ocupa otro nada funciona. Es muy interesante la autonomía de implementación porque las cosas van a funcionar de acuerdo a lo que la gente haga y no de acuerdo a lo que la gente diga. Eso no funciona. La gente dice cualquier cosa. No funciona. Si no de lo que la gente haga.

Hay un numero de Parques interesantes y creo que se va a llegar a ese número que habíamos dicho en su momento, que a fines del año 2010 íbamos a andar por alrededor de 30 Parques. Vamos a andar más o menos por ahí. Pero eso va a significar que estemos ubicados en distintos lugares. Y va a ser interesante que yo tenga poder de decisión y opinión y demás, respecto del Parque con el que tengo que ver. Porque esta otra cosa que también se ha usado en otras épocas, eso de opinar como deben hacer la gente que está en otros Parques. Como trámite, fácil, pero en la práctica no funciona eso de que "no, yo no me preocupo de los Parques, yo me preocupo de cómo tienen que hacer ustedes los Parques". Y así hacemos todos, ¿qué tal? Bonito va a ser. Así que en cambio, enfocándonos en nuestros respectivos Parques, y bueno, los Parques van a ser lo que nosotros queramos que sean. Usted quiere que este Parque tome ciertas características, haga. No quiere que tenga ciertas características, no haga. Bastante fácil, pero no estamos acostumbrados porque el sistema mismo, el sistema mismo, no está armado por la descentralización. Todo está centralizado en el sistema. Si no estuviera centralizado todo en el sistema, no habría manipulación. Entonces no podría funcionar ni el sistema siquiera. En cambio que interesante; vengan muchachos, hagan lo que yo les voy a decir y esto va a andar. Así que nos vamos a encontrar con una situación muy nueva, con esto de la descentralización. Donde la gente va, se inscribe, se pone ahí, y le da dinámica a la cosas. Eso va a ser muy interesante experiencia. Muy interesante. Pero desde luego, como decíamos antes, no tenemos ninguna garantía que esto funcione.

Pero vamos para allá. Vamos a la descentralización, que es lo que se ha venido hablando este último año. Todo el año. Vamos en esa dirección. Veremos si se puede hacer. Hay otra cantidad de actividades que hacen nuestros amigos, en partidos, en agrupaciones culturales, en el movimientos de distinto tipo.

Fenómeno. Pero no estamos hablando de los Parques. Y ahora sí estamos hablando de los Parques, sencillamente, y no de las otras cosas. De las otras cosas ya verá la gente como hace. Le interesan los partidos; ¿qué espera para moverlos? Le interesan los movimientos culturales; ¿qué está esperando para dinamizarlos? No le interesan; no se mortifique. Para que se va a… Es bonito eso que uno se las arregle con lo que quiere. Pero me parece que no vamos a poder dar muchas indicaciones a otros acerca de lo que deben hacer. Eso va a quedar claro. No tenemos nada que indicar a los demás. La gente hará lo que quiera, o pueda. "Pero a mi no me gusta así". Pues no lo haga. Está fácil. Hay que poner un poco de orden, porque así… Hay que poner un poco de orden, ¡y yo doy la orden! ¡Ah! Muy bien, bravo, aplausos. Hay que poner un poco de orden. No, acá ya no va a haber orden. Claro, claro.

Y entonces esta cosa rara que ha sido este especie de movimiento y demás, vamos a ver qué rumbo toma, pero descentralizadamente. Sus primeros pasos van a ser descentralizados. Y veremos si se puede. Capaz que la gente es totalmente refractaria a la descentralización. Claro, ¿porqué no?
Y uno da por sentado que es muy interesante… La descentralización, todos estamos de acuerdo. No, no estamos tan de acuerdo. Enseguida empieza a hablarse de que:"bueno, esto no puede ser, esto es un desorden, hay que poner un…"

Bueno, estamos ahí a los bordes de este cambio importante. Y yo creo que esta reunión de mañana y de pasado, tiene que ver con: ¿Cómo se va a distribuir la gente en los distintos Parques? ¿Cómo se va a encargar esa gente de los Parques en cuestión? ¿Cómo va a planificar las cosas a futuro? Eso es lo que va a ocurrir con esto que empieza mañana y pasado.

Ya hemos visto otro montón de cosas que se intentaron hacer y no funcionaron. Se intentó poner en pie partidos, movimientos y demás… ¿y? ¿Y? ¿Y?

Vamos a ver cómo funciona esto. Muy lindo.

La descentralización es una cosa. Que si eso pasara dentro de un país, esto sería una cosa… muy interesante, pero…"¡Pero eso es anarquía!" ¿Y? ¿Qué me dice con una palabra? Eso es anarquía, ¿y qué? ¿Y lo otro qué es, centralización? Lo otro es jetonería. Y bueno, se hará lo que se pueda. Así que así pasará con esto. Y esto en dos días, tal vez lo podamos poner en marcha.

Yo vi con qué velocidad y claridad se movió la gente que está en el asunto de los Maestros y de los Postulantes, para cambiar de vía en estos dos días. Cambió de vía de un modo extraordinario. Gente que venía de distintas latitudes, de distintos continentes, ¡gente que estaba lejísimo! Dijimos: "me parece que esto de las nevadas, y esto, no nos a permitir hacer todos los trabajos que queremos. Cambiemos de lugar". "¿Cómo cambiemos de lugar?" "Claro, vámonos a Manantiales, por ejemplo". En tres horas había cambiado. Estaban moviéndose los pasajes de líneas aéreas a otras. Un despelote hicieron. ¡Es fantástico! ¡La velocidad que tomó! Cómo se las arregló la gente, sin ningún tipo de centralización. Da que pensar, ¿eh? Da que pensar. Cómo se las arregló la gente rápidamente para conectarse de otro modo y acá estamos. No es muy frecuente. No se escucharon voces, como se podían escuchar en otras épocas: "¡Ah, Hubieran avisado antes!" No, no, no, no se escuchó nada de eso, de "hubieran avisado antes". Claro al señor hay que avisarle siempre. Usted haga lo que quiera. Y no se escuchó nada de eso. La gente…

No, da que pensar. Da que pensar. No sé si puede proyectar esto a otras actividades. Eso está por verse, pero si se puede proyectar a otras actividades la cosa es… importante. Importante.

Vamos a ver cómo resulta y vamos a ver qué se va discutiendo en estos días para darle una forma mínima a todo esto. Vamos a ver. Y por último si no funciona, ¿qué? No pasa nada. Si total nos vamos a morir todos. ¡Qué tanto drama! ¡Qué tanto drama! ¡Algunos estamos más cerca de otros! La guadaña pasa. Claro. Pero estamos cerca.

Y las nuevas generaciones y la nueva gente y demás, ¿cómo tiene la cabeza? ¿Cómo la pone a la cabeza? ¿Qué proyección hace con la cabeza? ¿Va a seguir pensando como se pensaba en otra época, en la organización de grupos humanos para conducir, esa cosa? No. Eso es una antigüedad, una aburridera y no funciona. Y no funciona. Tendrán que hacer cosas con sentido. Y para que las cosas que se hagan tengan sentido, tendrá que haber un nuevo horizonte… ¿Cómo le llamaríamos? Un nuevo horizonte espiritual. Yo sé que la palabra espíritu crea problema. Claro, por supuesto, imagínense desde la Revolución francesa, hasta hoy… doscientos años machacando, bueno. No nos importa nada. Se necesita un nuevo horizonte espiritual.

Y ese nuevo horizonte espiritual, creemos nosotros que está naciendo en el mundo. Mientras, simultáneamente, se van desintegrando todas las estructuras.

Y comienzan los desbordes. Los desbordes, en forma. En lugares muy tranquilos, como por ejemplo era hasta hace poco, que sé yo, el Sudeste Asiático. Un lugar tranquilo, con mucho lío alrededor, ¿no? Que Vietnam, que Camboya, que Laos, que todo un despelote. Y ahí los Thai, los tailandeses, quietitos, no pasaba nada. Se normalizaron las situaciones alrededor y estalló el desborde ahí. Nos parece que se abre una etapa de desbordes en todos lados. Va a ser interesante esto. Y si no hay un nuevo horizonte, no nos vamos a poder ubicar en esta situación con cosas de otra época. Cosas de otra época que además nadie quiere. Nadie quiere. Vamos a ver cómo se hace y todo bien, y no hay drama. Y todo bien y no hay drama. No es ninguna tragedia, todo lo contrario. Pero los desbordes, vienen. Ya están. Y no van a servir las explicaciones cuando por ejemplo en los alrededores de Paris se incendien autos, no van a servir las explicaciones: "¡Ah, son descendientes de árabes!". No van a servir esas explicaciones. Siempre están esas explicaciones. Los desbordes vienen y no se van a deber a la agitación… Los agitadores comunistas, los agitadores trotskistas… Hay un malestar total, en todos los campos. Ese malestar se va a ir notando. Y eso de los agitadores… Y vamos para allá. Para las maravillas que hacen los que quieren ordenar todo. Amenazándote con bombas y con metralla en todos lados. Para lo bonito que han hecho las cosas hasta hoy. Para lo bien que han dejado al mundo.

Solamente tenemos un brindis que hacer y levantar las copas. Frente a toda la cosa asquerosa que hay en el mundo, frente a esta desintegración, a esta cosa centrífuga, en todo sentido, hay la creación de vida sintética. Ustedes dirán:"Ah bueno pero van a aprovechar para…". Aprovecharán lo que quieran, pero ése fenómeno, nunca antes se dio. Y es un fenómeno total mente nuevo que va a traer mucha cola. Si frente a esta desintegración y a esta decadencia total empiezan a aparecer fenómenos de ese tipo, vamos a encontrarnos con la cola de los nuevos tiempos. Hay síntomas de nuevos tiempos, no sólo los desbordes, es un aspecto, hay otras cosas. Hay un nuevo horizonte. Claramente se está perfilando un nuevo horizonte.

Así es que no nos va a interesar mucho ya, seguir criticando los desastres del mundo actual. Ya lo conocemos, ya sabemos adónde va. Estamos podridos de perder tiempo criticando los desastres del mundo actual. Ahora vamos… vamos a la vida artificial. No, pero merece un brindis. ¡Sí lo merece! Que lo van a manipular, que lo van a instrumentar, no cabe la menor duda, eso se ha hecho con todas las cosas. Pero de todos modos, se ha escapado de las manos; de los controles de siempre. Se ha escapado. Ahora hay algunos que están enojadísimos con eso. "Hay que dejarse de jugar a Dios", dicen. A claro, los que tienen que jugar a Dios son ellos; que dicen lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer. Pero si lo dicen los otros… Estamos jugando a Dios, y esto de estar jugando a dios me parece que es muy buena dirección. Muy buena dirección.

Como decían nuestros queridos antepasados, ya muy lejanos "Ni dios ni amo". Pero que haya un espíritu divino en la gente… ¡He! ¡Vamos! Un mínimo de poesía. No se puede ser tan bestia. Es algo intolerable. Un mínimo de poesía. Y se está abriendo un horizonte. ¿Queremos llamarle un horizonte de poesía, en la práctica? Bueno, como quiera. ¿Una "nueva espiritualidad"? bueno, ¿porque no? Pero se está abriendo otra frontera mental ¡sin ninguna duda!

Esto no va a terminar en esta caída, como una velita que se va apagando. Todo disminuyendo… No, ¡acá va a ver una! Bueno, bueno. Algo bueno.

Con El Mensaje, saliendo de tema volviendo atrás, con El Mensaje lo que nosotros proponemos en El Mensaje con los escritos que hay, las cosas que se plantean ahí, es eso darle aire, y darle fuego a esa nueva espiritualidad. Y las expresiones van a ser diversas, las que se manifiesten. Pero El Mensaje va a trabajar ahí. Nosotros lo vamos a hacer en salitas, la gente se va a adscribir a esas salitas y lo va a hacer crecer y va invitar a otros a trabajar en eso. Y punto.

Y no nos va interesar hacer grandes movimientos, ni afiliar gente, ni un carajo.

No nos va a interesar nada de eso. Si no simplemente poner la proa y abrir esa nueva dirección de la conciencia humana. Eso lo vamos a hacer. El Mensaje va para allá. Y saquémonos de la cabeza todas las aspiraciones excesivamente mundanas de andar manejando poderes y... Cambió el mundo, cambió el mundo, cambió el mundo. Para allá vamos. Claro. ¿Cómo no le voy a mirar la cara? Claro. ¿Por qué no? Cambio el mundo. Estamos en otro mundo. Como dicen los españoles ¡ostia! Estamos en otro mundo. Claro. Estamos en otra. Está bueno, ¿no? Fuera de esta cosa…

¿Nos vamos a comer a Llay Llay? Vámonos a comer a Llay Llay y mañana seguirá la fiesta.

Yo les comento brevemente más o menos en lo que andamos. Andamos navegando por ahí. También alguno puede mirar eso y decir bueno que asquerosidad en lo que andan. Bueno, ¿por qué no? Usted tendrá seguramente cosas más interesantes que explicarnos. Mientras tanto nosotros nos vamos a Llay Llay.


Link al Video Charla Silo en Parque Manantiales



www.imaginatuvuelo.blogspot.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Habilita tu perfil en Blogger o comenta tildando la opcion anonimo.Gracias por comentar...



 
Ir Arriba