Acerca de la atención - Silo



En una época de fuerte hipnosis como esta, la atención es un arma formidable para contrarrestar la influencia del sistema, para descubrir sus puntos débiles y elaborar puntos de vista y planteamientos esclarecedores.

Nuestra gente tiene que hacer un esfuercito en esa dirección. Es un gran poder el conocimiento de uno mismo. Aumenta la reversibilidad, disminuye la hipnosis, permite decidir.

El tema fundamental es la atención. Veo televisión y estoy atento; se que estoy atento. Y el problema con la atención dirigida, el problema para ellos, es que no pierdo mi referencia, no soy chupado por las solicitudes sensoriales que se me presentan.

Cuando la atención es solicitada por los estímulos en los sentidos, hablamos de una atención maquinal.

Hay otro tipo de atención. Frente a muchos estímulos, voy a aquellos que coinciden con mis intereses. Esa atención es mas vigílica aunque igualmente mecánica. Esas conductas y aspiraciones que ni siquiera han sido revisadas en mi, me llevan mecánicamente a esos estímulos.

Tanto un tipo de atención como el otro no están movidos por un genuino control. No se sabe que se está haciendo.

Existe otra forma de atención: La atención dividida en la que se atiende a dos estímulos simultáneamente. En algunos oficios sucede esto, luego se mecaniza. Por ejemplo: El chofer de un bus que además de atender el manejo está cobrando boletos, dando vuelto, etc.

Otra forma es la atención dirigida. Podemos hacer muchas prácticas con la atención dirigida y lo que lograremos es una mayor comprensión, es solo un testeo. Comprenderemos que la atención es muy elástica, que admite distintas formas. Pero no podemos llevarlo mas allá del testeo, de no ser así, nos producirá fatiga y “sayonara”, porque nos exige mucho esfuerzo no obtenemos los beneficios proporcionales al esfuerzo invertido, los testeos nos permiten simplemente comprender.

Al practicar la atención dirigida descubrimos que la reversibilidad, juega con mayor fluidez. Es entonces bastante difícil que nos traguemos el anzuelo. No somos tan susceptibles a la sugestión y tan vulnerables, porque tenemos nuestro centro en nosotros mismos.

En los estados de hipnosis hay pérdida de referencias y no existe el cotejo. Nos atrapan los valores establecidos y aceptados. Lo mismo ocurre con el sueño. En la vida cotidiana la sugestión de la imagen de la prensa, la TV, es fuerte y si no hay con que cotejar todo eso es aceptado, estás sometido a ese gran campo de influencia. La capacidad de reversibilidad y autocrítica disminuye considerablemente. Quien no se conoce a sí mismo no puede hacer autocrítica. No tiene como cotejar. No hay reversibilidad y no puedes salir de ese campo de influencia.

Con reversibilidad puedes ir a discreción y a gusto en una dirección u otra. Conforme se pone en juego la atención, se pone en juego la perspectiva, la mirada, la ubicación frente a la cosa.

Si recordáramos momentos en que paseábamos nuestra atención, momentos en que sentimos una gran fuerza interna, nos serviría mucho practicar una técnica de atención. Si lo hiciéramos ahora, estamos atendiendo, nos registramos a nosotros mismos, donde nos sentimos emplazamos, donde estamos, con suavidad obtendría registro de una mirada bastante mas clara. Y si mantuviéramos la actitud y lográramos un registro de mayor potencia,lograríamos frecuentemente un comportamiento mental diferente, una conducta tiene su rédito en la reversibilidad, la critica y si la auto-observamos, veremos a nuestro alrededor un comportamiento mental potente.

Si pudiéramos convertir en valor psicológico ese estado, la atención dirigida, que es estar centrado frente a las cosas, creo que tendría rédito, registraríamos una mayor claridad de ideas, una mayor inteligencia, notaríamos un interesante cambio. Sin forzamiento, es una conducta mental que se puede asumir.

Se trata de una atención dirigida cuyo centro de gravedad es el que mira, la mirada. Produce un funcionamiento mental diferente, una perspectiva diferente. Es una actitud de disponibilidad inmediata, una atención muy disponible, te interesas por cualquier cosa. Todo es interesante porque la atención es la que está trabajando.

No hay atención válida sin acción válida. No puede haber acción reflexiva si no hay reflexión sobre la acción. Si no sabe lo que está haciendo mientras lo hace, o si no sabe que está escuchado, ni escucha, no puede haber acción reflexiva si no se sabe que se está haciendo.

Es un comportamiento mental no natural. Es una intencion de poner la cabeza de otro modo. El valor de asumir un determinado comportamiento mental.

Existe un registro diferente cuando se ha valorizado este comportamiento mental en el que, el que hace, se tiene como referencia, perspectiva. No lo conviertas en una práctica, conviértelo en algo interesante de tu actitud mental. Es un re-enfoque de lo que sabemos, cuando estés despierto, debes estar bien despierto.

Hay un comportamiento mental que es mucho mas valioso que el comportamiento mental dado. Hay registros muy potentes, de fuerza interna. Si se obtienen buenos resultados uno se engolosina, a uno le gusta andar así. Nos hace fuertes, reversibles, críticos, reflexivos y autocriticos.Es un comportamiento mental que puede llegar a ser un comportamiento mental cotidiano. Y no es el comportamiento mental de la gente en general.

Se trata de una atención dirigida suave, no forzada, el forzamiento no nos conviene, nos resta fuerza. Es una atención apercibida, es una conducta. Te va a permitir llevar el ojo, si quieres llevarlo, te va a dar fuerza, reversibilidad y crítica.
Si es que a uno le interesa la libertad.

Potrerillos, 10 de setiembre de 1989


Link video test de atencion



www.imaginatuvuelo.blogspot.com

Intencionalidad en la Evolución Humana y Universal



La historia evolutiva de nuestro Universo, desde su origen hasta el momento actual,nos muestra un proceso de ascenso espiralado donde energía, materia y vida avanzan hacia formas cada vez más complejas en ciclos progresivamente acelerados.

La coherencia y actualidad de esta concepción está sustentada por teorías y datos experimentales de las últimas décadas en los campos de la mecánica cuántica,astronomía, astrofísica, biología, antropología y sinergética (teoría del caos,autopoiesis).

En nuestra opinión, asistimos hoy al nacimiento de un nuevo paradigma cosmogónico capaz de sustentar el desarrollo de la civilización humana en los siglos que vendrán.
Especialmente, si en el proceso de modelación en marcha se incluyen los conocimientos y la experiencia de la psicología profunda y la fenomenología trascendental. Los trabajos en estos campos de K.Jung, E.Husserl, R.May, S.Grof,E.Torchinov y Silo, tienen carácter fundamental.

En el contexto de esta nueva visión del mundo, quisiéramos considerar brevemente algunos puntos que, desde nuestro punto de vista, merecen atención.Primera cuestión: la evolución del Universo, la vida, el ser humano, son producto de la casualidad o de la intencionalidad?

El concepto de casualidad no necesita de definiciones complejas. Según nos dice el diccionario, casualidad es un “fenómeno o circunstancia inesperado”. ¿Se puede pensar, por ejemplo, que es una simple casualidad que los elementos químicos pesados surgieran en el transcurso de la evolución de las estrellas? Como advierte con justeza A. Panov en su artículo sobre el Multiverso: “Si el nivel de energía de 7.65 MeV en el núcleo de carbono no se hubiera dado, los elementos químicos pesados nunca hubieran sido sintetizados en nuestro Universo y el surgimiento de la vida no hubiera sido posible. Tal hecho, que de un nivel casual de energía dependa en adelante tanto,resulta completamente increíble”.

Y seguramente lo mismo puede decirse respecto de la conformación de los átomos a partir de nucleones y electrones libres en el plasma primordial, de la formación misma de las estrellas, del surgimiento de la vida, del ser humano... O sea, frente a cada momento decisivo, cuando en el proceso se produce una bifurcación, una elección entre alternativas y comienzo de un nuevo ciclo evolutivo... resulta increíble que todo sea producto de la casualidad.
En lo que hace al concepto de “intencionalidad”, se lo puede encontrar ya en los filósofos de la antigua Grecia. Aristóteles decía: “Lo que se presenta a nuestros ojos es una “intentio” del alma”.

La escolástica, retomando a Aristóteles, utilizó también este concepto. Y a finales del siglo XIX es Brentano quien lo introduce en la psicología occidental. Según Brentano, la conciencia se define por el hecho mismo de ser intencional, direccionada hacia algo, mostrando algo ubicado fuera de ella misma, o sea, presupone un objeto. De tal modo,la intencionalidad otorga significados a la conciencia, dándole sentido.

Pero es Husserl, discípulo de Brentano, con quien el estudio de la intencionalidad adquiere un carácter estricto, en sus “Ideas acerca de una fenomenología pura” y sus “Meditaciones cartesianas”. El consideraba que la conciencia no existe en un vacío subjetivo, sino que es siempre “conciencia de algo”. La conciencia no sólo no puede ser separada del mundo de sus objetos, sino que ella misma constituye ese mundo. De acuerdo a la concepción husserliana, no es posible comprender cómo esta construida la realidad, sin comprender a fondo la intencionalidad de la conciencia que construye dicha realidad. Como afirma Silo en la presentación de su libro “Contribuciones al Pensamiento”, es Husserl quien “abre el camino de la independencia del pensar respecto de la materialidad de los fenómenos”.

El psicólogo americano R. May define etimológicamente a la “intencionalidad” como movimiento en dirección a algo, inclinación, tendencia. En este concepto, lo central es la partícula “tend”, que significa inclinarse, dirigirse hacia. “Nuestra acción – escribe May – no es sólo resultado de excitaciones provenientes del pasado; nos movemos “en dirección a” algo. Por otra parte, esta palabra significa también “ocuparse de”. Nos ocupamos de nuestros seres queridos, de nuestro trabajo, dirigimos nuestra atención a nosotros mismos. En uno y otro caso se manifiesta nuestra inclinación, tendencia”. May da un sencillo ejemplo de la vida cotidiana: “Sobre la mesa hay una hoja de papel. Si yo me preparo para escribir algunas notas en la hoja, entonces veré la hoja desde el punto de vista de su limpieza: ¿ya está escrita o no? Si mi intención consiste en construir con esa hoja un avioncito de juguete para mi nieto, veré la hoja desde el punto de vista de su consistencia. Si en cambio, me preparo para dibujar en ella, entonces veré la rugosa textura del papel invitando a mi lápiz y prometiendo hacer mis líneas más interesantes. En cada caso se trata de la misma hoja de papel y yo soy siempre la misma persona que reacciona ante ella. Pero sin embargo veo tres hojas de papel completamente diferentes. Claro que no corresponde aquí hablar de “distorsión”: es sencillamente un ejemplo de la infinita diversidad de sentidos que puede tener para nosotros esta conjunción de estímulo y respuesta. La intención es direccionamiento de la atención de la persona hacia algo. Así, la percepción es dirigida por la intencionalidad”.

Del mismo modo, a poco de recurrir a la propia experiencia y reflexionar sobre ella, podemos decir que el recuerdo, la imaginación, el comportamiento, son también dirigidos por la intencionalidad.
Por su parte, Silo (seudónimo literario del pensador latinoamericano Mario Rodríguez
Cobos), considera que “la conciencia es intencionalidad” y subraya la “actividad de la conciencia, capaz de transformar al mundo y a sí misma de acuerdo a su intencionalidad”, “el primado del futuro sobre la situación actual”. “Es la imagen y representación de un futuro posible y mejor – escribe Silo - lo que permite la modificación del presente y lo que posibilita toda revolución y todo cambio. Por consiguiente, no basta con la presión de condiciones oprimentes para que se ponga en marcha el cambio, sino que es necesario advertir que tal cambio es posible y depende de la acción humana. Esta lucha no es entre fuerzas mecánicas, no es un reflejo natural, es una lucha entre intenciones humanas”.

En nuestra visión, intencionalidad, apertura, espacialidad y temporalidad de la conciencia son conceptos claves para explicar la estructura de la vida humana, para describir los fenómenos tanto del mundo interno como del medio que rodea al ser humano.
Por supuesto existen otras miradas en este tema, diametralmente opuestas a la mencionada, según las cuales del ser humano nada depende, todo está predeterminado, impuesto, o por las condiciones naturales, o por los designios de una entidad superior... Pero no creo que sea necesario aquí detenerse en estas consideraciones.

También nos encontramos habitualmente conque, al pronosticar los posibles escenarios de la humanidad a futuro, se plantea la cuestión de cuál escenario es más probable y cuál menos probable. Como si la resolución de estas alternativas fuera un problema de la estadística, independientemente de nuestra actitud respecto de ese futuro.

La visión del Humanismo Universalista acentúa el rol creciente de la intencionalidad humana en el proceso evolutivo planetario; su rol decisivo frente a cada punto de bifurcación histórico. Desde nuestra mirada, es la intención de superar el dolor y el sufrimiento, de superar los límites espacio-temporales impuestos por el propio cuerpo, lo que da impulso y dirección a la acción humana.
Pero desde el comienzo hemos planteado el tema de la intencionalidad no sólo en relación con la evolución humana.

El paralelo es evidente: la tendencia, el “movimiento hacia”, el “impulso hacia”, pueden observarse claramente a lo largo de todo el proceso evolutivo de nuestro Universo. En su obra, Silo va más allá de los límites del individuo, de lo humano, y se refiere a “una Intención evolutiva que da lugar al nacimiento del tiempo y a la dirección de este Universo. Energía, materia y vida evolucionan hacia formas cada vez más complejas”.

Y explica así su concepción: “Cuando la materia se comienza a mover, nutrir y reproducir, surge la vida. Y la materia viviente genera un campo de energía al que tradicionalmente se ha llamado “alma”. El alma, o doble energético, actúa en el interior y alrededor de los centros vitales de los seres animados. Los seres vivos se reproducen y en ese acto pasa, a través de las células en fusión, el campo energético que configura un nuevo ser totalmente independiente”. “La evolución constante de nuestro mundo ha producido al ser humano, también en tránsito y cambio, en el que se incorpora (a diferencia de otras especies) la experiencia social capaz de modificarlo aceleradamente. El ser humano llega a estar en condiciones de salir de los dictámenes rigurosos de la Naturaleza, inventándose, haciéndose a sí mismo física y mentalmente”.

En toda la evolución humana puede observarse una permanente tendencia a la ampliación del grado de libertad. El profesor A.Nazaretián denomina a este proceso “tendencia histórica continua de alejamiento de lo natural”.
Observando el proceso humano vemos cómo, desde una total dependencia de los antepasados a las condiciones naturales del medio ambiente, el hombre, en su camino de ascenso espiralado, fue logrando progresivamente el dominio del fuego, la energía, los procesos físico-químicos y los procesos biológicos. Así hasta hoy, cuando no sólo ha aprendido a producir y controlar reacciones nucleares (del tipo de las que se producen en el núcleo de las estrellas), a controlar el clima, los procesos de producción y reproducción artificial de la vida; sino que se prepara para la manipulación de los códigos genéticos, la transformación de su cuerpo y de su estructura psíquica, la independización de los procesos síquicos respecto de la prótesis física natural... Un salto formidable hacia la indeterminación y la libertad.

Aquí es oportuna la segunda cuestión: ¿qué hacer en esta situación? ¿Cuál es la elección a la que se enfrenta el ser humano en el actual punto de bifurcación histórico?
El enorme potencial tecnológico con que la humanidad cuenta hoy convierte en posible la eliminación total de la vida en el planeta. La posibilidad de un escenario de catástrofe es más real que nunca.
En estas condiciones, a nuestro parecer, la tarea de resistir la violencia en todas sus formas se convierte en un imperativo de la época; resistir no solo la violencia física, religiosa o racial, sino también la violencia económica, sexual, psicológica y moral.
En las condiciones actuales, la elección intencional de cada ser humano se convierte en decisiva para el destino de la especie: ¿aplicar la violencia o resistir a la violencia? Y no sólo la violencia que nos llega desde el medio, sino también la violencia que surge de nuestro interior.

En poco tiempo más, los recursos verdaderamente valiosos del planeta no serán ya los recursos naturales, energéticos, tecnológicos; ni siquiera lo serán recursos intangibles como la información o el conocimiento. En un futuro muy cercano, lo más valioso, como garantía de supervivencia y avance de la civilización humana hacia un nuevo estadio evolutivo, será la bondad.

En este sentido, más que oportuna es la sugerencia de Silo, en su intervención del 7 de mayo de 2005 en La Reja, provincia de Buenos Aires, cuando propone: “En algún momento del día o de la noche, aspira una bocanada de aire e imagina que llevas ese aire a tu corazón. Entonces, pide con fuerza por ti y por tus seres más queridos. Pide con fuerza para alejarte de todo aquello que te trae contradicción; pide porque tu vida tenga unidad”.


Hugo N., 2007.



Link video Linea del tiempo primera parte



Link video Linea del tiempo segunda parte



Link video Linea del tiempo tercera parte



Link video Linea del tiempo cuarta parte



www.imaginatuvuelo.blogspot.com

Silo reunion con Mensajeros. Enero 3 de 2010 Parque Punta de Vacas


Realizada en el Centro de Estudios del Parque Punta de Vacas. Enero 3 de 2010.


Link primer video


Link segundo video


Link tercer video


Link cuarto video


Link quinto video


Link sexto video



www.imaginatuvuelo.blogspot.com

Finalizo la mayor manifestación sobre la Paz y la No Violencia de la historia y la primera a escala planetaria



Luego de recorrer 200 mil kilómetros, el equipo internacional de la Marcha Mundial llegó el, 2 de enero, al Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, en Argentina. Cerca de 20 mil personas escucharon a los representantes de la Marcha Mundial de Chile, Argentina, India, Italia, Filipinas, España e Inglaterra que recorrieron el globo pidiendo por el desarme nuclear.
El destino final de la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia fue el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, un paraje cordillerano en la frontera entre Argentina y Chile, allí se realizó hoy 2 de enero un acto multicultural y diverso con 20 mil asistentes de países de los cinco continentes.


Esta primera Marcha Mundial ha sido “la mayor manifestación sobre la Paz y la No Violencia de la historia y la primera a escala planetaria”, expresaron sus organizadores. En el evento hablaron los activistas que recorrieron el mundo difundiendo los postulados de la campaña. A las 18:00 h. comenzó su testimonio Rafael De la Rubia: “Esta marcha es un efecto demostración, adelanto de otras grandes acciones transformadoras de la humanidad”, dijo el portavoz internacional de esta iniciativa, en su discurso de cierre en el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, el mismo lugar donde fue anunciada en noviembre de 2008, en el Simposio del Centro Mundial de Estudios Humanistas.




En la marcha han participado cientos de miles de personas, más de tres mil organizaciones y un grupo de casi 100 marchantes, integrantes de distintos equipos base que realizaron distintos recorridos: intercontinental, Medio Oriente y Balcanes y África suroriental. En su trayecto pasó por más de 400 ciudades, 90 países y se han recorrido cerca de 200 mil kilómetros durante 93 días.

En su recorrido por los distintos países, han sido recibidos por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, por Premios Nóbel, presidentes de gobiernos, parlamentos y cientos de alcaldes. Pero el recibimiento también ha sido popular; Dos casos ilustrativos fueron los casi 80 mil jóvenes que recibieron al Equipo Base Intercontinental en un concierto de música en Chile y 12 mil escolares en Filipinas, entre tantas otros eventos masivos.

Respecto al día a día de los marchantes, los alojamientos han sido algunos confortables, otros bastante austeros: monasterios budistas, casas improvisadas, hasta en un refugio antiatómico han dormido los marchantes. Han tenido amenazas de tsunami, terremotos, tifones y marchado con temperaturas de 40 grados y a bajo cero.

En el recorrido, se han encontrado con gentes sin casa por tifones en Filipinas, hibakushas sobrevivientes de la bomba de Hiroshima, millones de familias rotas por guerras en Corea o Palestina. Han visitado numerosos monumentos a los millones de muertos en guerras de Europa y Asia, lugares donde se practicó la tortura, fronteras conflictivas entre India y Pakistán, Israel y Palestina, los Balcanes, en Tijuana, la frontera de Estados Unidos y Méjico. Han visto niños trabajando en Asia, África y América; mujeres maltratadas por todo el mundo. “En el recorrido nos ha pasado de todo, momentos de gran sentido, donde convergían las demandas del pasado con las aspiraciones del futuro. Momentos de una conexión con la gente que permitía comunicarnos sobrepasando idiomas, culturas, razas y creencias”, expresó De la Rubia en el acto final, que también es coordinador de la asociación Mundo Sin Guerras, convocante de la marcha.




Gemma Suzara de Filipina en el acto contó su experiencia con la Marcha: “la recordaré el resto de mi vida... el mega símbolo de la paz con miles de escolares en Filipinas me llevó a pensar que si realmente trabajamos como un solo cuerpo y creemos en nosotros mismos, podemos superar cualquier límite”.

La hindú Bhairavi Sagar, que ha recorrido India, Europa, África y las Américas, explicó en su discurso “nací en el país del padre de la No-Violencia –Mahatma Gandhi– un hombre que dedicó su vida para que nuestro país alcanzara la libertad y gracias a quien yo hoy estoy parada aquí, como un ser humano libre sin cadenas. Ahora, ha llegado mi turno de dar a las generaciones futuras, de aportar mi parte para dejar un mundo donde se pueda vivir con dignidad y felicidad”.

Tony Robinson, inglés, que recorrió 30 países, contaba en un tono más íntimo “En Japón nos encontramos con Hibakusha, los sobrevivientes a la bomba atómica. Una de las cuales nos dijo, '¡Gracias, gracias. Esto es tan importante!' Yo traducía estas palabras mientras intentaba no llorar debido a sentimientos de tanta empatía por el terrible sufrimiento que esta mujer había vivido y al sentirme no merecedor de sus agradecimientos”.

Las palabras siguieron y Giorgio Schultze, portavoz de la Marcha para Europa y participante de los equipos de Medio Oriente y los Balcanes, decía: “Pasamos por el muro de Israel en Palestina y, ahora, más de 200 lideres sociales, ex-combatientes de Al Fath, nos piden formar un ejercito no-violento que pueda comunicar y abrir las puertas a la reconciliación y empezar una nueva historia de convivencia pacifica entre palestinos y judíos”. Finalizó el acto con las palabras de Tomás Hirsch vocero de la Marcha Mundial en Latinoamérica refiriéndose sobretodo al futuro del Movimiento Humanista, organización que impulso la Marcha Mundial. Pressenza publicará en la sección “opinión” el discurso completo de Hirsch.



Pasadas las 19.30, cuando ya bajaba el sol sobre las montañas de la cordillera de los Andes, el acto finalizó con el saludo de “paz, fuerza y alegría” de todos los asistentes.














www.imaginatuvuelo.blogspot.com



 
Ir Arriba